This post is also available in: Català (Catalán) English (Inglés)

La Comunificadora, de Barcelona Activa, que coordinamos femProcomuns conjuntamente con la cooperativa LabCoop, ya ha acompañado a una cincuentena de proyectos en las últimas 5 ediciones.

Es un programa para acompañar la transición de proyectos de la Economía Colaborativa a la Economía del procomún. Se dirige a proyectos nuevos o ya existentes que necesitan apoyo para funcionar en una economía social y solidaria basada en los comunes. (Descarga las diapositivas de la presentación)

(Lee Transitant cap al procomú – La Comunificadora solo en catalán)

La primera iteración “La Comunificadora se activa” abierta a todo el mundo, sirve para explicar el programa, identificar retos y oportunidades, al tiempo que acompañar y definir los proyectos para que puedan preparar sus candidaturas y entraran en el programa, con el foco puesto en el procomún.

Los proyectos participantes, cada uno de los cuales cuenta con el apoyo de una persona tutora del programa, giran en torno temáticas y propósitos muy diferentes, desde proyectos de banco de tiempo, de vivienda, curas colectivas, movilidad sostenible, radios comunitarias,…

La Comunificadora 1a edició 2016

Estos proyectos siguen un itinerario de 3 meses (26 sesiones), a lo largo de los cuales se utiliza como hilo conductor el Modelo de los 5 pilares de sostenibilidad del procomún, un modelo utilizado desde la primera edición del programa.

La Comunificadora se centra en el procomún en oposición a las economías extractivas, proyectos, muchas veces empresas StartUp, que no tienen un modelo de negocio, sino que a menudo se sostienen a través de rondas de financiación, de inversores de riesgo (business angels ) y / o gigantes oligopolísticos, y que no son sostenibles, ni económicamente ni por el medio ambiente, mientras ponen en riesgo los derechos sociales. No se busca replicarlas haciendo alternativas del mercado social, porque no son replicables y tratar de hacerlo lleva directamente al fracaso. Lo que se busca pues es encontrar modelos alternativos para afrontar los retos identificados.

Durante estos tres meses, los proyectos participantes hacen tres iteraciones por los 5 pilares del procomún.

La primera, en una sesión de tres horas, la «Iteración Beta», en la que rápidamente cada uno de los proyectos reflexiona e imagina como configurará cada uno de los pilares.

Las siguientes 5 sesiones de formación, sirven para hacer una segunda iteración, para profundizar y ampliar los conocimientos en cada uno de los 5 pilares, con los Lienzos del itinerario de los 5 pilares del procomún, diseñados específicamente con este propósito, y que podéis descargar aquí.

• Pilar central, donde se encuentra el Recurso Procomún. Identifica el elemento de valor, el procomún compartido, lo que resuelve el reto o las necesidades detectadas, el núcleo del proyecto a hacer sostenible, con la Misión, Visión y Valores, bien definidos, y la comunidad (el grupo de personas que gestionan y sacan provecho del procomún).
• Pilar de recursos a movilizar, ingresos y contribuciones. Identifica los recursos que serán necesarios para realizar las actividades que requiere el proyecto. Con un análisis de modelos de sostenibilidad de proyectos, que existen y se sostienen desde hace años, y que se encuentran en el marco de la Economía Social y Solidaria en la intersección del procomún y el mercado social, entre una perspectiva de comunidad y perspectiva de servicio.
• Pilar de co-producción. Identifica las actividades que hacen posible sostener el proyecto funcionando, quien las hace, cómo se organiza la producción y cómo se compensa.
• Pilar de gobernanza. Identifica sobre qué deliberar, llegar a acuerdos, tomar decisiones, consensuar, abrir a la participación, recibir opiniones o aportaciones. Sobre qué aspectos societarios, de bienes, de reparto de la propiedad, o excedentes, de orientación del proyecto, de hoja de ruta, habrá que gobernar.
• Pilar de gobernanza. Identifica sobre qué deliberar, llegar a acuerdos, tomar decisiones, consensuar, abrir a la participación, recibir opiniones o aportaciones. Sobre qué aspectos societarios, de bienes, de reparto de la propiedad, o excedentes, de orientación del proyecto, de hoja de ruta, habrá que gobernar.
• Pilar de compartir conocimiento. Identifica qué hay que compartir, transmitir, para que el proyecto se sostenga, se reproduzca, siga funcionando, para contribuir en el ecosistema del que forma parte o para cumplir con su misión.

Mientras tanto, en las sesiones de trabajo colaborativo, tratamos las habilidades y competencias de las personas participantes, compartiendo aprendizajes, promoviendo y practicando la intercooperación entre proyectos, con microformaciones cruzadas y otras actividades grupales.

El programa además incluye Jornadas de Asesores, Asesoramientos grupales, apoyo especializado, jornadas abiertas, y una sesión Punto y Seguido.

En cada edición, La Comunificadora, utiliza La Teixidora para documentarse: 1a edición 2016 · 2a edición 2017 · 3a edición 2018-19 · 4a edición 2020 Allí publicamos los materiales de cada sesión, las presentaciones con los contenidos formativos, los apuntes tomados para participantes y formadoras, los lienzos que trabajamos e imágenes de la sesión.

En el año 2016 una de las propuestas del encuentro «Economies col·laboratives procomuns» fue crear mecanismos de apoyo e incubación para fortalecer el ecosistema procomún metropolitano. Esta propuesta recibió el apoyo ciudadano al proceso participativo del Plan de Acción Municipal al Decidim y Barcelona Activa lo asumió creando el programa La Comunificadora. Ya son 4 ediciones y el colectivo de personas que han participado se ha ido haciendo mayor, mientras que las metodologías y formato del programa ha ido evolucionando a partir de la evaluación de la experiencia de cada edición. Muchos proyectos y personas que han pasado por el programa forman parte de un ecosistema de economía colaborativa que se articula en esta intersección entre modelos procomún, modelos de intercooperación y de mercado social.